escrito por
Nord Anglia
01 enero, 0001

El poder de las artes liberales

La idea de una educación en “artes liberales” se utiliza a menudo de una manera que confunde el significado real. La palabra “liberal” es para connotar la libertad de considerar, pensar y reflexionar sobre ideas y experiencias como individuo. Esta idea de pensamiento independiente está profundamente arraigada en lo que significa ser educado, ya que el aprendizaje está diseñado para permitir que las personas piensen y construyan una comprensión de sí mismas y del mundo que las rodea. La palabra “artes” no solo significa expresión artística, sino más bien el desarrollo de una habilidad. Una habilidad se desarrolla con el tiempo y mediante la repetición y el refinamiento, y esta práctica y aplicación continuas se encuentran en las experiencias de aprendizaje.

Las artes liberales son fundamentales para el aprendizaje porque proporcionan “habilidades” en múltiples disciplinas y exposición a diversos marcos para poder diferenciar la verdad basada en hechos de la propagación de falsedades, cómo definir la bondad para poder contribuir a una comunidad, y distinguir la belleza en ideas y cosas. Las artes liberales consisten en el aprendizaje fundamental de palabras y números a medida que usamos estos elementos para observar el mundo y comunicarnos con los demás. La raíz de todo aprendizaje se encuentra en nuestra habilidad con las palabras y los números. Cuando los estudiantes posean una base sólida en estas áreas, estarán preparados para aprender de manera integral, interdisciplinaria y creativa. La exposición a una gran variedad de ideas, en todas las áreas académicas, prepara a los estudiantes para pensar críticamente sobre ideas complejas y participar en la resolución de problemas del mundo real.

En el Colegio Menor, nos enfocamos en ver las artes liberales como habilidades. Habilidades con palabras y números que permiten el pensamiento cuantitativo, la investigación científica, la lectura crítica, la escritura clara, el análisis de la información, la competencia investigadora, la exploración creativa y el aprecio por las humanidades, las bellas artes y la colaboración. Y estas habilidades, a su vez, preparan a nuestros estudiantes para situaciones personales y profesionales que permiten un desarrollo y crecimiento continuo y les brindan una elevada capacidad para reflexionar sobre los aspectos de bondad, belleza y verdad de la experiencia humana (ver último blog).