AI-AI-logo on teal
escrito por
Nord Anglia
13 septiembre, 2023

La perspectiva de Nord Anglia Education sobre AI (Inteligencia Artificial) en la Educación

AI-AI-Header Blogs Colegio Menor

Si estás a punto de empezar a leer este artículo (alerta de spoiler), no fue escrito por ChatGPT.
ChatGPT ha hecho que la IA parezca, bueno, real. En un abrir y cerrar de ojos, la incómoda escritura generada por IA se ha vuelto más sofisticada y realista. Es casi, pero no del todo, como algo real.

Pero, ¿qué pensamos como educadores?
En nuestra opinión, el barco zarpó hace mucho tiempo. Debatir si la IA es una amenaza, una oportunidad o ambas cosas no ayuda a los estudiantes. Está aquí, llegó para quedarse y solo se volverá más sofisticada.
Todo esto significa que es vital que, como educadores, sigamos ayudando a nuestros estudiantes a prepararse para adaptarse a lo que les depare el futuro, ya sea AGI (Inteligencia Artificial General) o el próximo gran avance. Equiparar IA con ChatGPT no tiene sentido. Es una de cientos, sino miles, de herramientas.
Enmarcado en todo esto, estamos adoptando un enfoque reflexivo y considerado sobre cómo usamos la IA en nuestros colegios, para ayudar a los estudiantes a comprender sus ventajas y desventajas. ¿Por qué? Porque la IA es claramente una tecnología enormemente poderosa con ventajas y consecuencias no deseadas que nuestros estudiantes deben conocer.
En nuestra opinión, nuestro trabajo es ayudar a los estudiantes a comprender cuidadosamente cómo utilizar los avances en IA para beneficiar su vida laboral y de aprendizaje. Y lo estamos haciendo de cuatro maneras.

1. La inteligencia humana y la inteligencia artificial son poderosamente complementarias.
Ya no es una conversación entre uno u otro. Estamos enfocados en enseñar a nuestros estudiantes habilidades humanas duraderas que no pueden convertirse en algoritmos.
En nuestros colegios, esto significa desarrollar la creatividad, el trabajo en equipo, la resiliencia y la confianza de los estudiantes. Independientemente de la IA, estas son habilidades que nuestros estudiantes (y empleadores) necesitan más, no menos, para tener éxito.
Encargamos una investigación independiente para analizar cómo los miembros de la Generación Z de 18 a 25 años sentían que su educación los había ayudado a prepararse para el futuro. Cuando se trata de tener fluidez digital y utilizar nuevas tecnologías, solo el 54% de los miembros de la Generación Z dijeron que su educación les había ayudado en esta área.
Ahora piense en este momento y en el contexto de la IA. Es por eso:

2. Estamos ayudando a nuestros estudiantes a "sentirse cómodos estando incómodos" con la IA.
En lugar de verlo como una amenaza, les estamos enseñando cómo usar la IA para que las probabilidades estén a su favor al perfeccionar el pensamiento crítico, otra habilidad humana duradera. No simplemente aceptar la IA sin preguntas ni desafíos, saber cómo utilizar la información y tener la confianza para saber cómo y cuándo usarla.
Con respecto al avance y adaptación en el Colegio Menor Samborondón a procesos de AI en educación, este año durante las sesiones de desarrollo profesional, nuestros profesores comenzaron a explorar opciones de aplicaciones que mejorarán los procedimientos de clase, explorando programas como quiz gecko y curipod que llevan sus procesos de interacción con tecnologías GPT4 más allá de conversaciones de chat.

Es así que ahora la gestión de planeación de exámenes, construcción de unidades de contenidos, preguntas y otras actividades cotidianas de los profesores tienen ahora un mayor soporte y profundidad gracias a que han participado en esa continua exploración.

Esta apertura como colegio, se ha llevado de una forma en la que se han establecido reglas muy claras para el uso de ChatGPT en estudiantes de séptimo grado en adelante, en determinados procesos de clase. Por ejemplo para la electiva de ‘Engineering Design’, la forma de abordar problemas y sus soluciones de hardware han sido apoyadas por esta tecnología que permite orientar a los estudiantes en la construcción de proyectos funcionales como sistemas de riego, aparatos de apoyo para discapacidad visual, sistemas de conversión de lenguaje morse, entre otros proyectos de clase que los chicos han logrado construir y programar en muy poco tiempo, gracias a que abordamos una perspectiva distinta de aprender electrónica y programación.




3. Estamos trabajando con la profesora Rose Luckin, una de las principales autoridades mundiales en inteligencia artificial en la educación.

Estamos trabajando con la profesora Rose Luckin para utilizar la IA para ayudar a nuestros estudiantes a comprenderse mejor a sí mismos como estudiantes: cómo aprenden y por qué, también conocido como "metacognición".
La IA es, en nuestra opinión, una poderosa herramienta de aprendizaje. Si se utiliza correctamente, ayuda a los estudiantes a tomar decisiones informadas sobre cómo utilizan su tiempo para obtener un conocimiento más profundo de sus materias mediante el uso de IA para "descargar" otras tareas que obstaculizan el aprendizaje.
En opinión de la profesora Luckin: “No tengo ninguna duda de que para prosperar en nuestro mundo en IA, los estudiantes necesitan aprender a dominar sus propios procesos de pensamiento, así como un nivel de dominio de las nuevas tecnologías. Esto significa que necesitan desarrollar habilidades de pensamiento avanzadas, como la metacognición. Esto no sólo garantizará que sean excelentes para aprender lo que necesiten y puedan aplicar ese aprendizaje cuando lo necesiten, sino también que puedan diferenciarse de las tecnologías de IA cuyas capacidades metacognitivas aún no han despegado”.


4. Como docentes, estamos desarrollando nuestras propias habilidades, y rápidamente.
Como comunidad de 10.000 profesores de Nord Anglia en todo el mundo, estamos aprendiendo unos de otros sobre cómo utilizar la Inteligencia Generativa Artificial (por ejemplo) para apoyar la enseñanza y el aprendizaje. Y compartimos estas ideas entre nosotros en la Universidad Nord Anglia, nuestra plataforma de aprendizaje profesional.
También miramos hacia afuera, desde fuera de nuestra organización, para desafiar continuamente nuestras propias ideas.

Pase lo que pase a continuación, nos aseguraremos de que nuestros estudiantes estén preparados. 

Desafio aceptado.